Restaurante ecológico

Garduño Arquitectos han transformado el sótano de un edificio de 40 pisos en un restaurante gracias a un increíble jardín con un nuevo enfoque y una idea ingeniosa de espacio sostenible. Su principal objetivo era crear un organismo vivo independiente en una zona al lado de un parking y así contribuir con el medio ambiente.

El resultado es  930 metros cuadrados llenos de verdor en el que no sólo es un restaurante con terrazas, fuentes y áreas de descanso, sino también una floristería, una tienda de joyería y una panadería. Ambas terrazas están inmersas en un microclima de diversas plantas y se  construyó alrededor de la chimenea central, una fuente. Se puede ver una planta de purificación de agua en una de las terrazas.

 

El restaurante sólo vende su propia agua, mientras que todos los ingresos de la venta se destinan a causas benéficas. Todos y cada uno de los  productos que se vende aquí es biodegradable. Se desarrolló un sistema de calefacción único para este lugar donde se utiliza el calor generado por la cocina para calentar el suelo de la terraza.  El resultado final es un lugar armonioso y sofisticado.

Anuncis